Nuestro Blog


Este blog es una plataforma de comunicación que nace del Projecte Trèvol, cuyo objetivo es crear un foro de opinión sobre la integración real de las personas con discapacidad en el empleo.

viernes, 25 de julio de 2014

NO SE CUMPLEN LAS CUOTAS DE CONTRATACIÓN DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

LAS EMPRESAS NO CUMPLEN CON LA CUOTA DE CONTRATACIÓN DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD



Según los últimos informes cerca del 84% de las empresas de nuestro país no cumplen la legislación vigente. Las empresas con más de 50 empleados están obligadas a cumplir con el 2% de contratación de personas con discapacidad, algo que no se cumple pero que tampoco se penaliza.
Otros países de Europa tienen hasta un 4% de cuota para las empresas y además son a partir de empresas de más de 25 empleados.
El problema no es tanto la cuota, o las leyes, el problema es que no se cumple esta ley, de nada nos sirve legislar si luego resulta que no se exige que se cumpla.
Sólo un 16% de la cuota de reserva se está cumpliendo. A esto hay que decir que los Centros Especiales de Empleo absorben parte de esta poca cuota, por lo tanto tan sólo nos queda la triste noticia de que no está habiendo en nuestro país una integración real en el empleo de las personas con discapacidad.
¿Que podríamos decir ante esto? ¿Tenemos en España como enemigos para la integración de las personas con discapacidad en la empresa ordinaria a los Centros Especiales de Empleo y a las facilidades para el no cumplimiento de la Ley vigente en la cuota de contratación?
Es más, ¿Puede una empresa, cuando tiene que cumplir con la cuota, recurrir a los Centros Especiales de Empleo, eludiendo su responsabilidad de contratar personas con discapacidad y subcontratando servicios, con empresas creadas con unas condiciones muy ventajosas, subvencionadas, con sueldos bajos para los trabajadores y que además en muchos casos acaban convirtiéndose en competencia desleal para las empresas que no tienen esos apoyos?
¿No podría plantearse que las ayudas fueran a parar a las propias personas con discapacidad para que las recibiera ella y por ende la empresa que mejor sueldo y posibilidades le ofertara, eligiendo  la propia persona dónde poder trabajar y asegurándose los apoyos necesarios a partir de esas ayudas? ¿Por qué la discriminación positiva en favor de las personas con discapacidad la recibe las estructuras y/o las entidades y no las propias personas?
Nosotros creemos en la integración real de las personas con discapacidad, en su inclusión en todos los ámbitos de la vida, también en el empleo en la empresa ordinaria. ¿Por qué no potenciar el Empleo  apoyando directamente a la persona con discapacidad permitiéndole elegir dónde quiere trabajar? Habría que defender que se cumpla la cuota sin más.
Algunos crean Centros Especiales de Empleo porque les permite dar a sus trabajadores, personas con discapacidad, un tratamiento y unos salarios que las personas sin discapacidad no aceptarían de ninguna manera ¿Es esto integración laboral o “negocio”?
Habría que solicitar a las administraciones que apoyen a las personas con discapacidad aportándoles ayudas en concepto de discriminación positiva para que pudieran ser gestionadas por ellas mismas; habría que ayudar a las personas con discapacidad a que confíen en sus propias posibilidades; y habría que apoyar a los empresarios a que contraten a personas con discapacidad, como trabajadores con sus derechos y obligaciones, recibiendo de las propias personas las ayudas de la administración, para facilitar o compensar sus limitaciones en la adaptación al trabajo, desarrollando procesos de empleo con apoyo siempre que fuera necesario, de modo que todas las personas pudieran tener oportunidades en la vida, sobre todo las de la normalización y el respeto de sus derechos.

M. Amelia Martinez Valls, Javier Abad Chismol